Shopping cart

close
close

El castillo ambulante

Poster for the movie ""

Título original: ハウルの動く城

Hayao Miyazaki. 2004. Japan.
Fantasía Animación Aventura

Probablemente la mejor producción salida de la factoría Studio Ghibli, sólo comparable a El viaje de Chihiro (Hayao Miyazaki, 2001), con la que mantiene muchos paralelismos. En El castillo ambulante (Hayao Miyazaki, 1986) se describen las aventuras de un pequeño grupo de seres que deben lidiar con la soledad a la que diferentes hechizos les han condenado. Al encontrarse establecerán en el castillo ambulante un refugio, un hogar en el que podrán sentirse seguros.

La joven Sophie (no es casual la elección de este nombre por parte de Miyazaki, cuyo significado es sabiduría) se unirá a Howl, el mago, a la Bruja del Páramo, a Marco, el pequeño aprendiz, a Calcifer, un demonio preso en las llamas del castillo, y a Navet, el príncipe-espantapájaros, en una búsqueda de la autenticidad, de su verdadero “yo”, perdidos por los sortilegios a los que fueron sometidos.

Alrededor de ellos el mundo se debate en una guerra sin sentido, entre dos países que desconocen las auténticas razones que les llevaron a la contienda. Miyazaki, pacifista convencido, utilizará esta obra, como muchas otras de su filmografía, para realizar un alegato en contra de la guerra.

La banda sonora de Joe Hisaishi (habitual en las obras de Miyazaki), adquiere gran relevancia a lo largo de toda la cinta. Para su composición se inspiró en las obras del romanticismo, y en compositores como Chopin o Wagner, jugando con el recurso de este último, asignando Late motivs musicales a algunas situaciones o personajes.

Las heroínas de Miyazaki

Hayao Miyazaki da protagonismo a jóvenes chicas de frágil apariencia en muchas de sus películas, las cuales deberán hacer frente a sus miedos y superar sus inseguridades, con el fin de lograr una meta por la cual creen vale la pena luchar. Sophie es uno de los mejores ejemplos de ello. Una joven tímida e insegura de sí misma, irá obteniendo la confianza que le falta según deba hacer frente a los retos que la vida pone ante ella. En El castillo ambulante el carácter de la protagonista contrasta con el de Howl (el que ocuparía el lugar de un idílico príncipe en otras películas infantiles), quien se muestra cobarde ante los retos que tiene por delante. La fuerza la obtendrá de la propia Sophie, fuente de su inspiración y de su energía.

Mononoke, Chihiro y Sophie, entre otras, son ejemplos de ello. Por este motivo las obras de Miyazaki son una excelente herramienta para plantear a los jóvenes la temática de la igualdad, ayudándoles a reflexionar su significado.

La materia y la forma en Miyazaki

Un tema que requiere una reflexión a parte es la utilización de los conceptos aristotélicos de materia y forma en la obra del genial realizador japonés. En sus obras, en las que la magia ocupa un lugar destacado, muchos de sus personajes son sometidos a hechizos que les obligan a cambiar su aspecto. A partir de dicha mutación deberán asumir un nuevo rol, el cual estará condicionado por ese cambio.

Según Aristóteles la forma es la parte inmaterial del ser humano, su sustancia verdadera, mientras que la materia es la parte tangible, sometida a cambios. La forma es la parte universal, inmutable, mientras que la materia es lo que nos individualiza.

En El castillo ambulante son muchos los personajes sometidos a una mutación de su materia: La propia Sophie, convertida en una anciana, Howl, el demonio del fuego, el príncipe que ha sido transformado en espantapájaros… Todos ellos terminan por aceptar el cambio exterior, conscientes de que una parte de ellos, la forma, el alma, se mantiene intacta en su interior. Pero curiosamente su nuevo aspecto hará aflorar en ellos nuevas concepciones de la vida, nuevos puntos de vista, que sin duda les ayudan a madurar.

Las protagonistas de El viaje de Chihiro  y de El castillo ambulante deberán, no obstante, hacer frente al cambio material de maneras distintas. En la primera, Chihiro tendrá que intentar enfrentarse a sus miedos con el fin de liberar a sus padres de los cuerpos de enormes cerdos en los que han sido convertidos, como resultado de su incapacidad de frenar sus instintos; en la segunda, en cambio, Sophie ha de encontrar la manera de desprenderse del cuerpo de anciana y recuperar su forma original, con el fin de alcanzar su sueño de unirse al hombre que ama.

Scroll To Top
Usamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.